Beneficios

  • No depende de las estaciones de forma estricta debido a que se puede hacer en invernaderos
  • No depende de la calidad de los suelos del área geográfica en cuestión

  • Se puede controlar la calidad de los nutrientes de forma más objetiva

  • Permite la producción de semilla certificada

  • Permite el control de plagas, parásitos, bacterias, hongos y virus

  • Permite el mejor uso del agua, porque se recicla

  • Permite la disminución del uso de agentes tóxicos

  • No usa maquinarias pesadas

  • Puede ser altamente automatizada

  • Puede protegerse de los efectos del clima

  • Puede calcularse el retorno económico con un margen de error menor que en cultivo tradicional

  • Las frutas y vegetales tienden a crecer de forma regular (todos con el mismo promedio de tamaño) sin que haya parches de tierra de mejor o peor calidad porque no dependen de la tierra sino de las soluciones y del sustrato.

  • Permite la implementación de cultivos en zonas urbanas y sub-urbanas (incluso en patios, terrazas, etc) en forma de huertos familiares